Cómo adornar tu cuerpo sin descuidar tu salud

Por Dra. Patricia Alonso Galbán
https://medium.com/somos-j%C3%B3venes/c%C3%B3mo-adornar-tu-cuerpo-sin-descuidar-tu-salud-eb1f7b2d6273

Un tatuaje es una marca o diseño permanente con pigmentos insertados por medio de punciones en la capa superior de la piel. Por lo común, quien lo realiza emplea un aparato manual que actúa muy parecido a una máquina de coser, con una o más agujas que perforan repetidas veces la epidermis. Con cada punción, las agujas insertan diminutas gotitas de tinta.

El procedimiento — que se realiza sin anestesia — provoca un pequeño sangrado y dolor de leve a potencialmente significativo.

Es posible que se necesite tomar algún medicamento u otro tratamiento en caso de presentar una reacción alérgica a la tinta del tatuaje, si llegara a desarrollarse una infección u otro problema en la piel cercana a la perforación.

Conoce los riesgos

Los tatuajes traspasan la piel, por lo cual podría infectarla u ocasionar otras complicaciones, incluidas:

• Reacciones alérgicas: Los pigmentos — particularmente los colores rojo, verde, amarillo y azul — suelen provocar reacciones alérgicas, como sarpullido en el área, incluso años después de haberse tatuado.

• Infecciones. Es posible que se presenten.

• Otros problemas: A veces salen protuberancias conocidas como granulomas alrededor de la tinta, o queloides (zonas elevadas causa del crecimiento exagerado del tejido de una cicatriz).

• Enfermedades transmitidas por la sangre: En caso de que el equipo utilizado esté contaminado, puedes contraer enfermedades como tétanos, hepatitis B y hepatitis C.

• Complicaciones en Resonancia Magnética: Rara vez los tatuajes o el maquillaje permanente provocan inflamación o ardor en las áreas afectadas durante una prueba de Resonancia Magnética. En algunos casos, los pigmentos pueden interferir con la calidad de la imagen.

Asegúrate de estar listo

Antes de hacerte un tatuaje, piénsalo bien. Si crees que puedes arrepentirte, espera un poco más. No te dejes presionar ni te atrevas bajo el influjo del alcohol o las drogas.

Escoge cuidadosamente el lugar donde aplicarlo. Considera si lo quieres visible u oculto debajo de la ropa. También recuerda que el aumento de peso puede distorsionar el tatuaje o afectar su apariencia.

 

Insiste en las precauciones de seguridad

Para garantizar que tu tatuaje se aplique de forma segura, pregunta lo siguiente:

• ¿Quién los hace? Ve a un estudio de tatuajes reconocido que emplee personas adecuadamente capacitadas.

• ¿El artista utiliza guantes? Asegúrate de que el profesional se lave las manos y recurra a un nuevo par de guantes de protección para cada procedimiento.

• ¿Emplea el equipo adecuado? Cerciórate de que el artista del tatuaje retire la aguja y los tubos de los empaques sellados antes de que comience tu procedimiento. Los pigmentos, charolas o contenedores tampoco deberán estar usados.

• ¿Esteriliza el equipo no desechable? Verific de que el artista utilice un esterilizador (autoclave) para el equipo no desechable entre cada cliente. Los instrumentos y suministros que no puedan esterilizarse en la autoclave — incluyendo las agarraderas de los cajones, mesas y los fregaderos — deben purificarse con un desinfectante o cloro comercial después de cada uso.

Cuida bien tu tatuaje

La manera en la que cuides tu nuevo tatuaje dependerá del tipo y la extensión del trabajo realizado. Sin embargo, normalmente necesitarás:

• Retirar el vendaje después de 24 horas. Aplicar un ungüento con antibiótico en la piel mientras sana.

• Mantener limpia la zona. Utiliza jabón neutro y agua y haz contacto suavemente. Mientras te bañas, evita el flujo de agua directo en la piel tatuada. Seca nuevamente — sin frotar — el área.

• Usa una crema hidratante. Aplica una crema hidratante suave en la piel tatuada varias veces al día.

• Evita exponerte al sol. Mantén la zona lejos del sol por lo menos algunas semanas.

• Evita nadar. Aléjate de las piscinas, los ríos, lagos y otras zonas de agua mientras sana tu perforación.

• Elige la ropa cuidadosamente. No te pongas nada que pueda adherirse al tatuaje.

• Espera dos semanas para que sane. No te quites las costras, ya que pueden incrementar el riesgo de infección y dañar el diseño, lo que deja cicatriz.

En caso de que pienses que tu tatuaje corre riesgo de infectarse o te preocupa que no esté sanando correctamente, contacta a tu médico. Si te arrepentiste y quieres eliminarlo, pregunta a tu dermatólogo sobre la cirugía con láser u otras opciones a tu alcance

955 Puntos de vista